BALNEARIO DE MONDÓN

Por Mako (Jaime).

 

Mako es un colaborador desde hace años de esta página web. Conoce la zona como la palma de la mano y la recorre muy a menudo.

Un día me comentó que tenía información sobre el Balneario de Mondón y que la ponía a mi disposición. El fue el primero en tratar el tema del Balneario de Mondón en internet. ¡Enhorabuena!.

Este es su trabajo del que podemos disfrutar todos.

Darle las gracias, una vez más, por su colaboración.

Sensacional trabajo.

 

salir.jpg (922 bytes) Salír.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EL BALNEARIO DE MONDÓN

(Trabajo realizado por Mako)

salir.jpg (922 bytes) Salír.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Situación:

Situación aproximada del Balneario de Mondón. Mapa actual junio 2006. El Balneario de Mondón pertenece al ayuntamiento de O Bolo y está en el límite justo del ayuntamiento de A Veiga.

En la zona discurre el río Xares que tiene dos embalses: el de Prada y a la altura del Balneario el de Sta. Eulalia.

El Balneario de Mondón  no quedó bajo las aguas del embalse de Santa Eulalia, debido a que está en una cota un poco superior.

Otro mapa más simple y que indica donde está Mondón en relación a Alberguería (sobre 7 km. siguiendo el camino Acebeda) y la actual Prada, en el Municipio de A Veiga. Ourense. Mapa actual junio 2006.

En el mapa de 1941 se ve la zona donde estaba la herrería, al lado de Mondón y al lado del puente que cruzaba el río Xares en el camino desde Prada a Mondón y San  Fiz. Hoy la herrería está bajo el embalse de Santa Eulalia.

En la fotografía del cañón de Xares ,  está situado perfectamente el Balneario de Mondón. La fotografía está sacada por detrás del pueblo de  Prada.

En la fotografía actual (2006) sacada desde satélite para el programa Sigpac se puede observar perfectamente la zona en donde se ven las pocas casas de Mondón y por supuesto no se ve la Herrería que he situado en el embalse. Tampoco se ve, por supuesto, el puente que existía en ese lugar y que comunicaba Mondón con San Fiz y el camino a Prada (Todo ello quedó debajo del embalse).

En esta visión desde Google Earth se sitúa perfectamente Mondón con miras a hacerle una visita desde Barxa (dos horas de camino aproximadamente), por ejemplo, así como para entender la distancia que había a Alberguería y su importancia. También se puede ir desde la presa de Prada, por un camino hasta Acebeda y luego bajar a Mondón, que era el camino que hacían los vecinos de Alberguería.

Fotografía del Balneario de Mondón (sacada en el 2004)

 

Volver a Balneario.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EL BALNEARIO.

(Texto y fotografías de Mako, salvo indicación expresa...)

INTRODUCCIÓN Y ACLARACIONES

Llegando a Mondón. Año 2004.

 (Todas las fotografías pueden verse a toda pantalla en el álbum de fotografías)

    La información que aquí se muestra procede de averiguaciones hechas personalmente en distintas visitas al lugar y en base a charlas mantenidas con algunas personas mayores de la zona que todavía recuerdan algún dato o alguna anécdota referentes al Balneario do Mondón. Probablemente algo de lo que aquí se publique no sea cierto o no sea exactamente como se dice, si es así y si alguien puede y quiere aportar algo será un placer contar con su ayuda.

    Todavía hay descendientes de los que allí vivieron y regentaron. Si alguno lee esto y quiere aportar algo de luz a mis escasas averiguaciones sería estupendo y si algo de lo que aquí se escribe no es exacto o resulta molesto le agradecería que me lo hiciese saber para poder rectificar y pedir disculpas.

Balneario de Mondón. Un lugar único. A la derecha está propiamente el balneario que tiene por anexos también a la derecha la cocina y el horno, más pequeño. El edificio de la izquierda son las viviendas familiares y probablemente más habitaciones.

     Lo que vulgarmente, se conoce como Balneario do Mondón, no fue creo yo, lo que imaginamos  normalmente como Balneario, con sus piscinas o charcas con gente tomando baños y esas cosas, no; el agua de Mondón no era para darse baños sino para beber. Se trata de aguas ferruginosas que parece que iban bien para la gente con poco apetito, anemias y poca salud en general, Ya se sabe, las aguas de los balnearios curan a uno de casi todo. Por lo tanto yo creo que no estamos hablando realmente de un balneario, si nos atenemos a la definición de éste como

 "adj. Perteneciente a baños públicos. m. Edificio donde se toman esos baños"

sino de “Aguas Medicinales  de Santo Tomas de Beto (Mondón)” tal y como reza el mapa de 1941 y aun se puede leer no sin esfuerzo en el rótulo de la fachada del edificio principal del establecimiento.

Parte de la fachada delantera del balneario, entendiendo como tal (en adelante) el edificio que ostenta el rótulo con la leyenda:
AGUAS MEDICINALES
DE
STO. TOMAS DE BETO
M O N D O N

Reconozco que las dos primeras líneas son por pura intuición.

En el suelo un enorme y viejo árbol (no identificado), abatido finalmente por el tiempo, los hongos y probablemente algún rayo.

Montaje con el balneario y un añadido.

Posteriormente, con las sensacionales fotografías y datos aportados por Ramón Vega, biznieto de los primeros dueños del Balneario que efectivamente la placa pone lo expresado anteriormente:

Fotografía enviada por Ramón Vega, año 1970, en ella figura a la izquierda Ramón López, hijo de Emilio López, dueño del Balneario y abuelo de Ramón.

Efectivamente en la documentación enviada por Ramón Vega figura este folleto propaganda que indica bien a las claras las cualidades del agua:" AGUAS MEDICINALES DE Santo Tomás de Veto ///  Estas aguas como férreas crematadas, están muy indicadas en la clorosis y en la anemia, su uso es muy útil para entonar el tubo digestivo, conviene a las personas débiles y linfáticas, a las que padecen gastrálgias, dipepsias, accedías y a todas que hacen difíciles digestiones"

Volver a Balneario.

 

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ORIGEN: HISTORIA DEL BALNEARIO

 

     En mi opinión, basada como ya he dicho, principalmente en datos obtenidos del recuerdo de habitantes de la zona y en algunos indicios obtenidos por mi cuenta, es bastante probable que éste pequeño núcleo no naciese como balneario sino provocado en parte por el movimiento generado a partir de una pequeña industria metalúrgica, A Ferrería, existente antiguamente en las cercanías y en parte también por su situación estratégica cercana al puente que procedente de San Fiz cruzaba el Xares camino de Alberguería, hoy sumergida en el embalse de Prada al igual que la Ferrería y el puente en el embalse de Santa Eulalia.

En el centro de la imagen ruinas probablemente anexas a la Ferrería de las cuales el camino que venía de Alberguería parte hacia la derecha y se dirige al balneario, a San Martiño y Barxa, después al Millarado (otro lugar interesante) y más allá a Carballal, Petín y A Rúa .
En este punto debe ser donde estaba el pontón que cruzaba el Xares.
Supongo que ahí, bajo el agua, también está la ferrería.

En la parte superior izquierda se observa parcialmente el "souto de castaños bravos", que todavía sigue ahí y todavía seguía siendo explotado justo el día en que está hecha la foto en Mayo de 2005

 

     En este punto se unía también el camino procedente de O Millarado, otro pequeño poblado  tipo clan como Mondón, cuyo principal medio de vida estaba en este caso basado en la explotación de varios de los molinos existentes en el Xares, ya más abajo de Barxa, que todavía permanecen más o menos en pié, eso si, les falta el agua. No olvidemos que los embalses acumulan agua en un sitio porque la quitan de otros, en este caso la zona río  abajo de Barxa y los molinos de O Millarado.

Otra vista de lo que queda del souto de castaños.

   Sin querer profundizar demasiado en algo para lo que no estoy nada cualificado, la estructura social de estos poblados recuerda enormemente, salvando las evidentes diferencias, al tipo de sociedad que se supone se podía encontrar en los antiguos poblados o castros celtas, es decir, básicamente una familia que va creciendo y en lugar de dispersarse se mantiene unida bajo un objetivo común, principalmente la supervivencia y el progreso. La familia va creciendo y  se llega a formar una pequeña aldea en la que todos están de alguna manera estrechamente emparentados, formándose un verdadero clan generalmente bastante cerrado en el que el patriarca, fundador o cabeza de familia de mayor edad es más bien más que menos el que toma las decisiones acerca de lo que se hace o se deja de hacer.

   A la altura de O Millarado había otro puente, tal vez similar al de A Ferrería, del que todavía se conservan los pilares, las únicas partes del pontón que no eran de madera. El resto se lo llevaban por delante con frecuencia las crecidas salvajes del Xares, hasta que finalmente quedó abandonado y con él la ruta que desde Petín y A Rúa se dirigía pasando por Alberguería (parada obligatoria) y Lamalonga, ya en las tierras altas de A Veiga, hasta el pueblo Leonés de Porto, donde no era infrecuente viajar a pie o a caballo desde A Rúa en busca de cabritos o corderos de calidad y de paso llevar algunos odres de buen tinto valdeorrés que siempre eran bien recibidos.

Al otro lado del rio puede observarse la cicatriz de una pista de reciente construcción que va desde S. Fiz hasta muy cerca del santuario del Cristo de la Ascensión.

    En cuanto a la Ferrería, parece que funcionaba desde la antepenúltima década del siglo XIX o incluso antes y debió entrar en declive aproximadamente a finales de la década de los 80-principios de los 90 de dicho siglo.

    Según me comentó un paisano de S. Martiño en esta Ferrería no solamente se forjaba el hierro si no que se realizaba el proceso completo, desde la extracción del mineral bruto hasta la elaboración final aprovechando la energía hidráulica proporcionada por una pequeña presa hecha en el río Xares  para el manejo de martillos y fuelles neumáticos para trabajar el metal. Esto del procesado completo hay que reconocer que despierta ciertas dudas pero en fin... eso es lo que cuentan.

En la parte de atrás del balneario, huerta, jardín y al fondo, a la sombra de unos quercus  se encuentra el merendero, en un otero o balcón hacia el cañón del Xares.

    Otra pista que nos puede hacer pensar en que Mondón no nació siendo o para ser un balneario es la considerable distancia a la que se encontraba el propio manantial de aguas ferruginosas. Es lógico suponer que siendo de otra forma se habría edificado más cerca sino encima de dicho manantial.

     Por informaciones a las que tuve acceso posteriormente, podemos decir que el manantial de aguas ferruginosas estaba a 700 m. del balneario.

Efectivamente en esta fotografía enviada por Ramón Vega, biznieto de los dueños se observa el manantial que actualmente está totalmente cubierto de maleza e inasequible. Estaba a una distancia aproximada de 700 metros de la casa y se trataba de un camino ancho... Los agüistas tenían que ir todos los días dos veces hasta el manantial a beber las aguas, a media mañana y a media tarde. Lo mínimo eran nueve días seguidos...

     También pueden ser significativos otros detalles como la habilidad para trabajar el metal del propio fundador del balneario, los añadidos que se observan en algunas de las edificaciones.

Entrada al balneario. Hall y portón principal. Hoy abandonado y destruido.

     Además se dice que Don Emilio, de quien luego hablaremos, viendo que mucha gente se desplazaba hasta la zona para tomar las aguas, seguramente enviados por médicos de las villas del oriente ourensano, se dio cuenta de que el asunto podría tener su explotación comercial y fue quizás a partir de entonces cuando los edificios serían paulatinamente ampliados hasta conformar una pequeña plazoleta en la que aparte de las casas propias de la familia se encontraba la hospedería en si, dotada de habitaciones con servicios añadidos como cocina,  horno, lavabos etc. Parece ser que el régimen de hospedaje era en su mayoría de habitación con derecho a cocina. 

Entrada a las habitaciones, pequeñas y funcionales. Había sobre treinta habitaciones.

Filigrana en el techo del Hall.

Cocina del balneario.

Capilla, tremendamente saqueada. Prácticamente queda lo que se ve.

Nota posterior sobre la capilla:

Fotografías de Laurentino López. A la izquierda el edificio con campanil y a la derecha el altar.

Como los grandes Pazos, también Mondón tenía su capilla particular, tenía tribuna y retablo presidido por la imagen de San Francisco Javier.

En la fotografía se puede ver el campaníl de hierro forjado, del que hoy ya no cuelga la campana  porque ha sido robada.

Comentario de Ramón Vega, biznieto de los antiguos dueños.

 

Volver a Balneario.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LA FAMILIA

 

   Bien, vamos pues con Don Emilio López, el fundador de Aguas Medicinales de Santo Tomas de Beto (Mondón). Lamento desconocer, la primera vez que escribo este texto el segundo apellido, me entero posteriormente que el segundo apellido es López.

Fotografías de D. Emilio López y de su mujer Baselisa Rodríguez, enviada por su biznieto Ramón Vega.

         Si nos atenemos a la fecha que se indica sobre la puerta de la capilla, sería en el año 1903 cuando D. Emilio inauguró el establecimiento. También ahí tenemos a la derecha del año 1903 las iniciales E. de Emilio y la L de López del primer apellido.

Montaje en la que se ve el balneario y las viviendas de servicio.

   Debió ser D. Emilio hombre trabajador y mañoso, de carácter independiente y autónomo. Conocedor de todo tipo de disciplinas artesanales dominaba especialmente la del cobre. Construía todo tipo de recipientes, calderos, potes y alambiques con los que luego comerciaba en la feria de S. Martiño, siendo a su vez este pueblo la principal vía de aprovisionamiento y suministro para el balneario.

“…O vello era un artista, facía de todo, hasta tanques de pedra para a auga…”

La esposa de Don Emilio se llamaba Basilisa Rodríguez  y según nos cuenta un anciano de Barxa al que ya le cuesta un poco recordar …

"...Eu o vello xa non o acordo pero a muller si, esta enterrada en S. Martiño e chamábase Baselisa. Hoxe hai moitos panteóns pero daquelas era  os deles os únicos que había..."

La enorme brecha producida o bien por el árbol al caer o por el mismo rayo que derribó e éste.
Más bien me inclino por la segunda opción, dada la posición en que finalmente queda el árbol y el hecho de que la fachada frontal permanece intacta.

Ramón López Vicente López Maruja López Laurentino López

        Fotografías y nombres de los hijos,  aportados por Ramón Vega biznieto de D. Emilio. Ramón López foi abó de Ramón Vega.

       Uno de sus cuatro hijos, de nombres Maruja, Ramón, Laurentino y Vicente; concretamente  Ramón, heredó las habilidades de su padre con el cobre llegando a alcanzar cierta fama en la zona, “traballaba moi ben o cobre”. Dominador también de las tecnologías de vanguardia llegó Ramón a realizar  un completo sistema de iluminación a base de carburo tanto para las casas como para la pequeña plazoleta allí existente.

       En cuanto a los hijos, tenemos constancia de tres: el ya mencionado Ramón, Laurentino, que sufrió un grave accidente que le llevó a la muerte tras caerse del caballo y la hermana cuyo nombre era Maruja, quien junto con su esposo Modesto del que luego hablaremos fueron los que regentaron el balneario ya en los últimos años de actividad de éste.

 "...nos tempos da guerra vivía ali o Modesto que era o xenro do vello, que tuvo cinco fillos e a muller era unha muller moi alta…”

Esta pareja tuvo cinco hijos de los que hasta el momento apenas hay datos, únicamente que…

“…algunha das fillas xeica marcharon cara a Buenos Aires…”

 

    Tampoco hay datos con respecto a la esposa de Ramón, aunque sí sabemos que tuvieron al menos tres hijos uno de ellos cura, se llamaba Florentino y estuvo de coadjutor en la iglesia de Fontei – A Rúa. Cuando el cura de Fontei murió, a Florentino quisieron trasladarlo a Rubiá, pero él, molesto, ya que su ilusión era quedarse en Fontei, decidió irse para Vigo. Otro hermano parece que también estuvo para cura pero lo dejó. Estos dos tenían una hermana cuyo nombre tampoco sabemos.

  Volver a Balneario.

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

OTRAS HISTORIAS

 

“…Non había camelia ningunha por aquí, en toda a zona,  mais cunha camelia desas que había no Mondón; e as mozas cando era para o Domingo de Ramos, levávamos as vacas a pastar a zona e aproveitávamonos para pedirlle camelias; o dono facíanos traballar un pouco e despois daba unha camelia a cada unha, pero primeiro facíanos traballar…”

Algunas de las otras casas. Corredor o solaina que une las dos viviendas. Pasando por debajo y siguiendo el camino (hoy prácticamente inexistente) se iba al lugar donde se encuentra el manantial.
Intenté por tres veces encontrarlo pero me fué imposible,
El camino está impracticable o ya inexistente, acabas sumergido en carqueixas y retamas de tres metros de altura y completamente atascado.

Nota posterior: no me extraña ya que había unos 700 metros al manantial y está intrasitable.

Esta fotografía suministrada por Ramón Vega, en comparación con la mía demuestra el grado de deterioro que actualmente sufre este Balneario.

     “…O balneario tiña fonda e viña a xente farta de traballar e claro paraban alí algúns ata  quince días, descansaban e comían ben e claro pasábanlle tódolos males ainda que non beberan a auga…parece que o vello trataba cós medicos de cara a Trives e outras zonas,  e estos mandávanlle moita xente..."

 

      D. Emilio, que “…daquelas tiña algo de influencia nas cortes en Madrid…” solicitó entonces una carretera de segunda, desde el alto de Otar de Pregos pasando por Celavente y San Martiño hasta el balneario de Mondón. Si bien esta solicitud fue en un principio rechazada por el que entonces era alcalde de O Bolo y algún correligionario, personas que no simpatizaban con D. Emilio, posteriormente fue aprobada en Madrid y de allí se dio orden a las autoridades locales para su construcción, pero a pesar ello, el alcalde y su amigo “…seguiron tirando en contra…” y no queriendo quedar mal con Madrid dieron  la carretera por hecha antes de empezar.

      Poco después Don Emilio fallecía y era enterrado en Las Ermitas, la carretera no se llegó a construir, hecho que en un principio no constaba en Madrid, donde llegaron a existir planos y mapas de carreteras en los que ésta aparecía. Tiempo después algunas personas llegaron de fuera, mapa en mano,  preguntando dónde estaba la dichosa carretera que llevaba al balneario .

Souto da Ferrería. Seguramente en este lugar este el puente que cruzaba el Xares y la Ferrería.

      En esta época había (todavía existe y sigue siendo explotado) un enorme souto de castaños bravos, llamado Souto da Ferrería, situado al otro lado del río, una empresa llegó buscando castaños para postes de la luz etc., y se encontraron con que no había acceso para poder sacar la madera de aquel terreno tan inaccesible. Se montó un aserradero sobre el terreno y hubo que cortar la madera y sacarla a flote por el río hasta Portomourisco.

      Entre los trabajadores que vinieron a cortar la madera se encontraba un tal Modesto, que era “parrucho” (de la zona de Los Peares) conoció a una de las hijas de D. Emilio y acabó casándose con ella y estableciéndose en Mondón, siendo esta pareja los últimos que regentaron el ya decadente Balneario de Mondón hasta que estos fallecieron y fue quedando paulatinamente abandonado y el resto de la familia disperso en la emigración.

Volver a Balneario.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LEYENDAS

 

    Según cuentan ancianos de la zona las habilidades de Don Emilio con los metales eran tales que llegó a fabricar "pesos de plata" exactamente iguales que los auténticos. Dicen que poco antes de morir dijo a sus hijos que en algún lugar de la montaña había dejado enterrado "un pote deles", pero no dijo exactamente el lugar. Entonces, ya difunto el padre, los hijos "anduveron cheiños de facer buracos no monte, mais non atoparon o pote". Así que se supone que es probable que siga en el mismo sitio donde el viejo lo enterró

 

     Otra especie de leyenda, cuenta que aproximadamente en algún año de la década de los setenta se encontró en una estancia del balneario una vieja maleta que contenía gran cantidad de documentos en Alemán, así como símbolos fascistas, cruces gamadas y hasta alguna pieza de uniforme del ejercito alemán de la segunda guerra mundial. Se supone que todo esto pertenecía a un "pez gordo" de las S.S. que al finalizar la guerra huyó y vino a ocultarse en el Balneario. No se sabe si murió allí o se fue a Sudamérica. El paradero de la maleta parece que hay alguien que lo conoce pero no lo dice.

Volver a Balneario.

 

Subir