09/04/1958

ADIOS A LA VIRGEN DE MI PUEBLO

 

A igrexa de Alberguería. Consagrada a Nosa Sra. da Asunción. Poesía dedicada por Julia Corzo Vega. 09/04/1958.

Vovel a la página "O encoro do Umia" Saír

 

 

 

 

 

 

 

 

A IGLESIA DE ALBERGUERIA.

A igrexa estaba consagrada á Nosa Señora da Asunción.

O altar maior estaba consagrada a Virxen da Asunción.

Hoxe este altar desapareceu, non se sabe como (fálase dun anticuario das Ermitas)...

Realmente en Vega de Cascallana, onde levaron a iglesia, cando quedou asolagado o pobo, non hai máis que catro pedras.

Unha vergoña.

 

A igrexa parroquial estaba consagrada á Nosa Señora da Asunción e tiña por anexo a de Corixido. Era de mediana arquitectura e "bastante capaz" pero escasa de xoias e ornamentos. Dícese nos documentos da época que "perteneció a los templarios y pasó a la encomienda de San Juan de Jerusalem por cuya sacra asamblea se presenta al curato". O cemiterio estaba situado no adro da igrexa e había unha ermida adicada á Santa Cruz que estaba situada xunto a unha das fontes das que se abastecía o vecindario.

De tódolos xeitos tiña un altar moi bonito, que dasapareceu o mesmo cás imáxenes.

A pila bautismal tiña tamén o seu valor. Tamén figura desaparecida. Realmente lamentable. (Dicen que veu para Ourense e que actualmente está nunha finca dun constructor ourensán...estou a investigar o tema)

As campás tamén dasapareceron fundidas coas de Vega de Cascallana. Realmente un cúmulo de despropósitos. ¡Un roubo a mán armada!.

Esta era a Iglesia. Hoxe en Vega de Cascallana pero non é a mesma. Outra fotografía da iglesia.

Outra imaxen da iglesia.

A iglesia de Alberguería está actualmente no pobo de Vega de Cascallana (por riba do Barco de Valdeorras) polo menos a ese pobo foi onde levaron as pedras e demais elementos.

Nunca mellor dito, levaron as pedras e pouco máis.

                 

A iglesia de Alberguería no pobo de Vega de Cascallana.

¡¡¡Non é a mesma !!!.

O día 15 de agosto do 2002  fixen unha visita a esta iglesia en Vega de Cascallana.

A filla de Julia Corzo Vega faime llegar esta sensacional poesía dedicada a Virxen:

Enclavada en lo profundo

más profundo de mi alma

tengo ¡ay! de mí, una pena

pena muy honda que mata.

 

Virgencita, Madre mía,

Madre de la Asunción,

también pena el alma mía

al tener que decirte adiós.

 

Qué triste Madre querida

es ésta separación

y pensar que es para siempre,

se me para el corazón;

pero no Madre adorada,

no será para siempre

donde tú estés, estaré yo

y te seguiré hasta la muerte.

 

Cuando con tanto fervor

te cantábamos la Salve

y los demás cánticos

¡como sonreías Madre!

cuántas flores te poníamos

para adornar tu imagen

y tú qué contenta estabas

cuando te llamábamos Madre.

 

¿Te olvidaste Madre

del pueblo de Alberguería?

¿Olvidarás aquellas jóvenes

que siempre fueron tus hijas?

Nosotras te prometemos

con gran fervor y alegría

el no olvidarte nunca

aunque nos cueste la vida.

 

Te vas de nuestro pueblo

inundado por las aguas

pero te llevamos siempre

dentro de nuestras almas.

 

En el sitio donde estés

acuérdate de nosotras

no nos olvides Madre

hasta vernos en la Gloria.

 

La gente toda

del pueblo de Alberguería

te dan el último adiós

y gritan: ¡VIVA MARIA!.

 

                                                                         Julia Corzo Vega 09/04/1958

Subir.